El gran educador inspira -William Arthur Ward-

Escuela para familias

Tips y artículos interesantes y útiles para ayudar a las familias con la educación de los más pequeños de la casa.

Maestr@s de Corazón

Entradas y reflexiones educativas para maestr@s de corazón que viven con pasión, vocación y emoción la enseñanza

Entrevistas educativas

Un espacio donde entrevistaremos a profesionales de la educación para saber qué opinan ellos sobre la educación actual.

¿Por qué me gusta tanto ser maestro?

Me gusta mucho mi trabajo porque lo llevo en la sangre, es decir, es vocacional. He vivido esta profesión desde que la niñez porque mi padre también es docente. En mi trabajo soy feliz y hago feliz, por eso es el tesoro más grande que me puedo llevar.  Me gusta poner mi “granito de arena” en los niños y niñas que enseño y a la vez aprendo de ellos, para hacer un mundo mejor.

Un maestr@ de corazón es...

Un maestro de corazón es emocionalmente inteligente. Es capaz de regular las emociones y tiene autocontrol. También reconoce las emociones en los demás ya sean niñ@s y adultos. En el caso de l@s niñ@s, es capaz de regularlas desde la calma y el sosiego creando un ambiente de seguridad.

Por último, es capaz de poner alma y corazón en todo lo que hace en su día a día. Cada día, es una experiencia única y novedosa que le da vida.

EMOCIÓN
ILUSIÓN
VOCACIÓN

MIS 4 PILARES EDUCATIVOS

Si queremos que la educación del SXXI sea de calidad debe basarse en los 4 pilares del sistema educativo (educación emocional, educación ambiental, educación en valores y educación para la vida) porque cada uno está interrelacionado con los demás. Si trabajamos de forma conjunta cada uno de estos pilares, lograremos conseguir el fin del pleno desarrollo de la personalidad y de las capacidades de los alumnos.

Sin emoción no hay aprendizaje

El objetivo de la educación emocional es el desarrollo de las competencias emocionales. La finalidad de la educación es el pleno desarrollo de la personalidad integral del individuo, es decir, los dos grandes objetivos: el desarrollo cognitivo y el desarrollo emocional.

La educación emocional se fundamenta por la propia finalidad de la educación, el cambio en el rol del maestro, las nuevas necesidades sociales actuales y el nuevo contexto educativo y las relaciones entre emoción y aprendizaje.

Solo tenemos un mundo, cuídalo

La educación ambiental siempre ha estado presente en las actividades que se han realizado tanto en las escuelas como en los institutos. Recuerdo mis años en el colegio cuando el maestro o la maestra nos mandaba sembrar en un vaso de yogurt.

Ahora en muchos colegios se hacen también actividades en los huertos escolares. Por eso es necesario concienciar a las nuevas generaciones para proteger a la madre Tierra del cambio climático que estamos viviendo. En manos de las familias, de las nuevas generaciones y del profesorado está el cambio.

Solo con el corazón se puede ver bien

La educación en valores requiere la implicación de la comunidad educativa (el profesorado, las familias, el alumnado, el personal de administración, …) y también la sociedad en general.

Educar en valores no es solamente la enseñanza y el aprendizaje de asignaturas, habilidades y contenidos sino también plantearse metas relacionadas con la educación moral y cívica, es decir, el objetivo final es formar ciudadanos responsables.

Educación para y por la vida

La educación debe preparar para la vida, es decir, toda educación tiene como finalidad el desarrollo humano y también la prevención. Educar para la vida es responder a las necesidades sociales y prevenir problemas que existen en nuestra sociedad como la violencia doméstica, el estrés, la ansiedad, la depresión, el consumo de drogas en su sentido más amplio, etc.).

Si la educación quiere preparar para la vida, debe atender tanto a los aspectos cognitivos como los aspectos emocionales. Todo colegio o instituto debe tener en cuenta la educación para la vida en los documentos curriculares (proyecto de centro, programaciones de aula, etc.)

ÚLTIMAS ENTRADAS Y NOTICIAS